• Home »
  • México »
  • Beneficiados, amigos de Fox, Calderón y Peña en introducción de cable de fibra óptica en el DF: PRD

Beneficiados, amigos de Fox, Calderón y Peña en introducción de cable de fibra óptica en el DF: PRD

Ciudad de México. Ernesto Martens y Fernando Canales, ex secretarios de Energía de Vicente Fox son socios mayoritarios de empresas a las que se entregaron bienes de Luz y Fuerza del Centro a precio de remate, cuyas concesiones ratificó Felipe Calderón y la negativa de Enrique Peña Nieto a declarar el servicio eléctrico como derecho humano, dejan ver la corrupción y el amiguismo que impera en este y muchos otros casos, acusan diputados del PRD.

En medio de la corrupción y el favoritismo el cableado de fibra óptica del Distrito Federal fue entregado a empresas particulares, lo que no sólo significó un acto de abuso, sino que se violentaron los derechos de los capitalinos a acceder a un mejor servicio de energía eléctrica.

Así lo expresaron diputados locales y federales del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quienes sostuvieron que alrededor de 72 por ciento de los mexicanos en el país no tienen acceso a la justicia, no sólo judicial, sino también a la social.

La vicecoordinadora del PRD en la Cámara de Diputados, Aleida Alavez y los asambleístas Alejandro Ojeda, Gabriel Godínez y Angelina Hernández señalaron que gobierno federal está obligado a dotar de servicios públicos eficientes y suficientes a la población, porque de lo contrario estaría violentando los derechos humanos de las personas a tener una vida digna.

Lo más grave, sostuvieron, es que la actual administración pública no sólo pretende evadir esta responsabilidad, sino que está poniendo en marcha políticas para privatizar todos los servicios públicos, a través de las concesiones, donde muchas veces, ya sea a través del tráfico de influencias o la complicidad con empresarios, se cometen actos de corrupción.

Informaron que de acuerdo con cifras del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), el cableado de  fibra óptica para dar servicio de voz, datos e imagen –incluido el servicio de Internet– que en su momento instaló Luz y Fuerza del Centro, se usó para beneficiar a emporios televisivos y de telefonía celular, así como a WL Comunicaciones, entre otras.

En la última firma mencionada aparecen como socios mayoritarios nada menos que los ex secretarios de Energía en el sexenio de Vicente Fox, Ernesto Martens y Fernando Canales, panistas a los que el gobierno de Calderón les ratificó sus concesiones al entregarles el uso de la infraestructura de Luz y Fuerza a precio de remate.

Señalaron que en el caso de Luz y Fuerza del Centro se contaba con una red de distribución de mil 100 kilómetros de conductor de cobre que hubiera permitido, a través de la conducción eléctrica, aprovechar el ancho de banda para dotar a los seis millones de usuarios de la zona centro del país, sobre todo a los de más bajos recursos económicos, del servicio conocido como triple play –telefonía, televisión por cable e internet– a un bajo costo.

Es decir, gobiernos priistas y panistas sólo han visto por los intereses de sus aliados y hacen caso omiso de las necesidades de millones de mexicanos que no tienen acceso a este servicio.

“Y como prueba está la negativa del gobierno peñista de que la energía eléctrica sea considerada un derecho humano en nuestra Constitución porque con ello estaría obligado a atender esta necesidad de millones de mexicanos pobres que no tienen acceso a este servicio o combatir las altas tarifas de luz eléctrica que en los últimos años han castigado la economía de cientos de miles de usuarios del Centro del país”, dijeron.