Buenos Aires estrena su Paseo de la Fama con Cerati y Charly García

Buenos Aires estrena su Paseo de la Fama con Cerati y Charly García

Buenos Aires estrenó su Paseo de la Fama con placas que homenajean a los músicos Gustavo Cerati, Luis Alberto Spinetta, Charly García y Pappo, colocadas en el piso de la Avenida Corrientes, uno de los polos culturales más importantes de América Latina.

Las 12 cuadras de Corrientes que van de la peatonal Calle Florida hasta Callo son cita obligada para los turistas que vienen a la capital argentina, ya que pueden visitar sus numerosas librerías, conocer algún bar tradicional o comer una pizza al paso hasta la madrugada.

Pero esta avenida también es centro neurálgico de la vida cultural de los habitantes de Buenos Aires, porque por las noches se iluminan las gigantescas marquesinas de los teatros que todo el año presentan una oferta infinita de obras.

A partir de esta semana, además, locales y extranjeros se detienen a mirar con curiosidad las baldosas con estrellas plateadas que marcan el principio de lo que será el Paseo de la Fama.

La primera estrella está dedicada a Spinetta, ícono del rock argentino y líder de bandas que dejaron huella en la música latinoamericana que murió en 2012, a los 62 años, pero que heredó canciones clásicas como “Muchacha ojos de papel” y “Plegaria para un niño dormido”.

Unos pasos más adelante se puede ver la estrella de Charly García, el gran sobreviviente, el músico que trascendió fronteras con “Yendo de la cama al living”, “Canción para mi muerte”, “Los dinosaurios” y “Demoliendo hoteles”.

Hoy, a sus 63 años, García sigue activo, ofreciendo conciertos y preparando nuevos discos después de la dura pelea que enfrentó para superar adicciones que lo mantuvieron en varias ocasiones al borde de la muerte.

La estrella que provoca más de un suspiro es la que está dedicada a Cerati, el líder de la banda Soda Stéreo que murió hace sólo 10 meses, a los 55 años, después de haber pasado más de cuatro años postrado en estado de coma por un accidente cerebrovascular.

De los músicos homenajeados en esta primera etapa del Paseo de la Fama de Buenos Aires, Cerati es el más conocido a nivel internacional, porque gracias a su trabajo con la banda y luego como solista, logró conquistar a varias generaciones.

Finalmente está la estrella de Pappo, nombre artístico de Norberto Aníbal Napolitano, excelso guitarrista y músico de culto del rock argentino que murió en 2005, a los 54 años, en un accidente con su moto.

A los músicos se les suma, en otra acera, el homenaje a Moria Casán, una actriz que logró trascender su papel como vedette para convertirse en un símbolo de la cultura popular argentina y que se mantiene vigente en el gusto del público.

Junto con las estrellas colocadas en el piso, la Avenida Corrientes sorprende con el recuerdo a mitos tangueros, como una figura de tamaño natural de Carlos Gardel, el gran cantor que muestra su inmensa sonrisa, y retratos de la cantante Libertad Lamarque y el bandoneonista Aníbal Troilo.