• Home »
  • México »
  • Ciudades competitivas, incluyentes y seguras, objetivo de la reforma urbana: Ana Lilia Herrera

Ciudades competitivas, incluyentes y seguras, objetivo de la reforma urbana: Ana Lilia Herrera

Ciudades competitivas, incluyentes y seguras, objetivo de la reforma urbana: Ana Lilia Herrera

Ciudad de México. La reforma urbana pendiente debe orientarse a tener ciudades más competitivas, incluyentes y seguras, señaló hoy la senadora Ana Lilia Herrera, presidenta del Grupo Mexicano de Parlamentarios para el Hábitat.

Al inaugurar los trabajos del conversatorio Retos Legislativos para ciudades humanas y seguras, en el marco del XI Foro Nacional del Grupo Mexicano de Parlamentarios para el Hábitat, la legisladora aseguró que “prácticamente salir a la calle hoy es jugarse la vida”.

Precisó que en México los accidentes viales son la primera causa de muerte en niño de entre 5 y 9 años; la segunda entre adolescentes de 10 a 19 años, así como de jóvenes de entre 20 y 29 años de edad.

La senadora por el Estado de México aseguró que de acuerdo a datos del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes de la Secretaría de Salud, las lesiones causadas por el tránsito ocupa la octava posición como causa general de muerte, por encima de enfermedades infecciosas y por debajo de enfermedades crónico degenerativas.

“La seguridad vial no es un tema menor, que no podemos dejar en manos solamente de las autoridades locales”, expresó.

Ana Lilia Herrera indicó que se tiene el reto de fomentar una auténtica cultura de la legalidad, ya que la mayoría de los mexicanos piensan que quienes crean las leyes lo hacen para beneficiar intereses económicos o particulares; sin embargo, “los legisladores trabajamos con compromiso en un tema que todos los días cobra vidas”.

Herrera Anzaldo reconoció el trabajo que hace el gobierno federal, la academia, sociedad civil organizada en la materia.

Por su parte, Arturo Zamora, vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado, con la representación del presidente de la Cámara alta, Roberto Gil Zuarth, aseguró que hoy México tiene el llamado y la oportunidad para impulsar normas que garanticen la seguridad vial.

Explicó que para el desarrollo de ciudades armónicas  y compatibles con el entorno natural se debe garantizar la satisfacción de las necesidades de la sociedad, tales como agua potable y un destino adecuado de los residuos y desechos de la ciudad.

En su momento, Ernesto Gil Elorduy, presidente del Grupo Mundial de Parlamentarios para el Hábitat, dijo que si queremos tener ciudades humanas y seguras se debe rescatar el entorno urbano, la calidad de vida y preservar el equilibrio ambiental en una concepción humanista.

El diputado por Hidalgo subrayó que al hablar de ciudades humanas y seguras se hace referencia a espacios públicos con movilidad efectiva, respeto al peatón, protección a las minorías vulnerables, impulso al espíritu emprendedor, acceso a una vivienda adecuada y un medio ambiente sustentable.

Jesús Casillas, presidente de la Comisión Especial de Movilidad del Senado y moderador del conversatorio, apuntó que cuando de vidas humanas se trata a todos les importa, tanto al gobierno federal como al local.

“Lo importante es que los legisladores tengamos la capacidad de traducir la información que se comparta hoy en dispositivos de carácter legal”, expresó.

El senador Francisco Búrquez Valenzuela, presidente de la Comisión de Asentamientos Humanos Sustentables del grupo Mexicano de Parlamentarios para el Hábitat, dijo que muchos de los retos legislativos para las ciudades humanas y seguras pueden ser resueltos desde un buen diseño del espacio público.

Expresó que la movilidad en general es un tema que hoy está de moda pero que debe ser parte del ecosistema del hábitat del ser humano en las ciudades.

Mariana Gómez del Campo Gurza, presidenta de la Comisión de Modernización y Movilidad Sustentable del Grupo Mexicano de Parlamentarios para el Hábitat, señaló que no se puede pensar en ciudades modernas sin garantizar antes la seguridad tanto de peatones como de vehículos, así como la protección de los usuarios de transporte público.

La legisladora mencionó que según datos de la Organización Panamericana de la Salud, nuestro país ocupa el séptimo lugar a nivel mundial en muertes por accidentes de tránsito, y de no mejorarse la seguridad para el 2020 más de 19 mil mexicanos habrán muerto por la misma causa.

Erik Vittrup Christensen, representante en México de ONU-Hábitat, aseguró que México es reconocido por su trabajo para desarrollar políticas urbanas, legislación y estrategias.

Expresó que la ventaja de los mexicanos es que pueden aprovechar la voluntad política, la creatividad y talento para que su país destaque como líder a nivel internacional.

Luis Felipe Puente Espinosa, coordinador Nacional de Protección Civil, señaló que los tres niveles de gobierno deben trabajar para construir responsabilidad ante la reducción de riesgo, pero sobre todo tiene que ver con la conciencia social.

Dijo que se tiene que construir una política que vaya a los tres niveles de gobierno, hacer leyes que construyan la seguridad y concientizar a la población través de campañas que no cuestan dinero.

Puente Espinosa expresó el apoyo del Centro Nacional de Prevención de Desastres para el diseño de la difusión de una cultura de movilidad.

Marta Cecilia Hijar Medina, secretaria Técnica del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA), indicó que se trabaja para que las ciudades brinden seguridad, desarrollo y respeto a los derechos humanos.

Precisó que el núcleo de trabajo para la prevención de accidentes es el ámbito municipal, después el estatal y finalmente el federal, ya que de lo contrario se ignoran temas específicos de movilidad.

Por su parte, Alma Chávez Guth, vicepresidenta de Reacciona por la Vida A. C., aseguró que la movilidad humana debe ser un tema prioritario en las agendas legislativas, gubernamentales y sociales para lograr que México deje de ser un país en el que la violencia vial sea la primera causa de muerte de los niños y la segunda causa de muerte de los jóvenes y los adultos jóvenes.

Asimismo, enfatizó la urgencia de que las leyes garanticen un estándar mínimo de movilidad y seguridad vial en todo el país con el objeto de acabar con la epidemia silenciosa de violencia vial en México que cada año arrebata la vida a 17 mil 600 personas y deja lesionadas a un millón más.