• Home »
  • Cultura »
  • Entregan presea Rey Poeta a Rodrigo Macías, director de la Orquesta Sinfónica Mexiquense

Entregan presea Rey Poeta a Rodrigo Macías, director de la Orquesta Sinfónica Mexiquense

Entregan presea Rey Poeta a Rodrigo Macías, director de la Orquesta Sinfónica Mexiquense

Texcoco, Méx. En el contexto del Festival Cultural Muertos Memorables 2015, la institución Schoolhouse euro entregó la presea Rey Poeta al maestro Rodrigo Macías González, director de la Orquesta Sinfónica Mexiquense, por su incansable labor de llevar lo mejor de la música a esta localidad, el Estado de México, diversos sitios del país, e incluso a latitudes internacionales.

En el acto, celebrado en el Domo de la institución educativa texcocana, también se distinguió con la presea Raíces a la Banda Sinfónica Juvenil de la Montaña “Consagración de la Primavera”.

Schoolhouse euro también reconoció la labor de los educadores de la institución que cumplieron cinco años de dedicar sus conocimientos a los niños y jóvenes de Texcoco en la casa de estudios.

El festival estuvo dedicado a pintores y muralistas mexicanos, y en el acto ofrecido por los niños y jóvenes estudiantes se rindió homenaje a uno de los máximos exponentes del muralismo: Diego Rivera y en particular a su obra “Sueño de una tarde dominical en la Alameda”.

Al fondo del escenario, que reproducía el mural del artista en una megalona, se presentaron los estudiantes caracterizados de los personajes más disímbolos, e incluso anacrónicos, de acuerdo con la historia, tal cual “lo soñó” el muralista.

Lo mismo aparecieron Maximiliano y Carlota, Benito Juárez, el cubano José Martí, las Adelitas y por supuesto Diego y Frida, quienes fueron acompañados por La Catarina y su creador: José Guadalupe Posada.

Los jóvenes estudiantes-actores-personajes hicieron vivir al mural. Representaron un mural viviente en el que incluso fue citado el francés André Bretón, en una oda al surrealismo, desde cuya perspectiva sólo es posible entender la idiosincrasia mexicana.

Grata sorpresa resultó la puesta en escena de los escolapios, que fue coronada con la interpretación de “El Huapango de Moncayo” a cargo de la Banda Sinfónica de la Montaña, que antes lo había hecho bajo la batuta del galardonado Rodrigo Macías; sin embargo, en el colofón, su interpretación fue sublime. Después vinieron las fotos del recuerdo, las infaltables “selfies” y el final de la fiesta.

Pero la cita está hecha para octubre de 2016, cuando Schoolhouse euro lleve a cabo la décima edición del festival y tenga que elegir a los siguientes galardonados. Ese es el reto. Hasta entonces.