Fallece Jacobo Zabludovsky; EL PERIODISTA de los últimos 70 años

Fallece Jacobo Zabludovsky; EL PERIODISTA de los últimos 70 años

Ciudad de México. El periodista Jacobo Zabludovsky murió este jueves 2 de julio a consecuencia de un derrame cerebral ocurrido en madrugada alrededor de las 2:00 horas, a los 87 años de edad.

La información fue confirmada en el noticiero por Arturo Corona, coordinador de información de Zabludovsky Kraveski, quién explicó que estuvo hospitalizado una semana por deshidratación.

La levaye (funeral judío) se llevará a cabo este jueves a las 13:00 horas en el Panteón Antiguo, informó.

Jacobo Zabludovsky fue precursor de los noticiarios por televisión desde principios de los años sesenta y con su programa 24 Horas se hizo la figura más emblemática de la información.

Jacobo Zabludovsky Kravesky nació en la Ciudad de México el 24 de mayo de 1928, estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México, fue testigo presencial de los acontecimientos más importantes desde el siglo pasado hasta hace una semana, cuando todavía conducía su popular programa de radio de Una a Tres, por la 69 de la Amplitud Modulada, emisión que despedía con un tango, expresión musical argentina de la que estuvo fuertemente vinculado durante toda su vida.

El triunfo de la Revolución Cubana, el asesinato del presidente John F. Kennedy, la llegada del hombre a la Luna, los Juegos Olímpicos en 1968, los Mundiales de Futbol en 1970 y 1986, el Terremoto en México de 1985, la aparición del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el magnicidio de Luis Donaldo Colosio, el fin de la era priísta en 2000 y los principales acontecimientos de este siglo, como la llegada de Barack Obama a la Presidencia de Estados Unidos, entre muchos otros, fueron materia de noticia para Zabludovsky.

Entrevistó a infinidad de personalidades más importantes del mundo, pero las realizadas a Fidel Castro a su entrada triunfal en La Habana y la conversación con Salvador Dalí son ya materia de estudio en diversas universidades y escuelas de comunicación.

Sus tres pasiones fueron el periodismo, el tango y la fiesta brava.

Fue un comunicador vinculado a las esferas más altas del poder y considerado el vocero de los gobiernos priístas más recalcitrantes. Constantemente se le echa en cara haber comentado sobre la matanza del 2 de octubre de 1968: “Fue un día soleado“.

Se apagó la leyenda del periodismo mexicano de los últimos 70 años, pero su presencia permanecerá durante generaciones de comunicadores y de la opinión pública. Pocos, muy pocos como él. Hasta siempre Jacobo, disfruta del tango eterno.