• Home »
  • Ciudad »
  • Habitantes de Tlalpan exigen a Mancera poner fin a intenciones de construir en su parque público

Habitantes de Tlalpan exigen a Mancera poner fin a intenciones de construir en su parque público

Por Edmundo Ibarra Ávila

Ciudad de México. Los habitantes de la Colonia Lázaro Cárdenas, de la delegación Tlalpan nunca permitiremos que se construyan viviendas en nuestro parque, como ya se ha intentado desde hace más de 40 años, advierte la dirigente vecinal María de la Cruz García Juárez.

En entrevista exclusiva con México en la Red, señaló que exigen al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, poner fin a este conflicto que amenaza una importante área verde de la zona sur de la ciudad, ya que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en el año 2000 cambió el uso de suelo de la mitad del predio y la puso como habitacional, lo que deja en riesgo al parque.

 

Parque El Casino (3)

 

“Desde 1943 tenemos invadido un inmueble que se encuentra ubicado dentro de nuestro parque, al que se le ha dado por llamar El Casino, pero de 2011 a la fecha ha habido varios intentos de ventas fraudulentas por Internet a empresas constructoras e inmobiliarias, por lo que los vecinos de la zona nos hemos dado a la tarea de defender este espacio público que por derecho nos pertenece”, señala María de la Cruz García.

Agrega que cuando se fundó la colonia esa parte fue donada por los que fraccionaron. Los metros que se donaron incluían calles, parque, escuela, y todo eso se encuentra perfectamente especificado en los documentos que posee el Registro Público de la Propiedad.

 

Parque El Casino (1)

 

“Debido a diversos intentos de venta, los vecinos recurrimos en repetidas ocasiones a la delegación Tlalpan, con todos los jefes delegacionales que ha habido desde entonces, actualmente estamos en mesas de trabajo con la gente del gobierno central, pero no nos han respondido tampoco, por eso hacemos un llamado al jefe de Gobierno para que tome cartas en el asunto.

“Pasamos a esa instancia porque la delegación no nos resolvió nada, al parecer hay una situación fraudulenta con funcionarios delegacionales para permitir la venta de terrenos desde hace seis años, y si no han logrado construir es porque los vecinos de la colonia nos hemos unido para defender nuestro parque de gente que dice dueña de El Casino.

Nos canalizaron con el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, quien nos dio largas y no ha resuelto nada, cada vez nos mandan con funcionarios de instancias inferiores y así nos traen, pero tampoco han resuelto nada, indicó García Juárez.

El parque tiene un área de 10 mil 671 metros cuadrados y el inmueble llamado El Casino mide 341 metros cuadrados. “Al parecer no hay mucha historia de él –comenta María de la Cruz– pero por lo poco que hemos logrado investigar con los historiadores de Tlalpan, se trata de una casa de descanso del general Lázaro Cárdenas, es un casco de las haciendas que había en aquellos años”.

 

Parque El Casino (5)

 

La dirigente vecinal agregó: “Lo que nosotros queremos es mantenerlo como tal, le damos cuidados, tiene muchísimos árboles y luchamos por mantenerlo, ya que es un pulmón de la zona de Coapa y queremos equiparlo con un gimnasio al aire libre, ya logramos ponerle alumbrado público, los sábados viene un grupo femenil de scouts, nosotros lo utilizamos para correr y hacer ejercicio. Lo limpiamos, pintamos los árboles para protegerlos de plagas y para que dé más luz. Es nuestro parque”.

El Registro Público de la Propiedad dice claramente que ese predio es del gobierno, no de particulares, pero en 2000 nuestros flamantes asambleístas hicieron cambios en el uso de suelo quedando la mitad espacio abierto y la otra mitad para uso habitacional, por lo que nosotros hemos insistido en que se regularice la totalidad del terreno como espacio abierto. Así de fraudulentas están las cosas en el gobierno,  comenta.

“Lo que expusimos al Gobierno del Distrito Federal es que nos otorgue el cambio de suelo, porque ya con eso no pueden invadirlo y posteriormente equiparlo con el gimnasio. Ya tiene pista y bancas que pusimos con parte del presupuesto participativo de 2011, pero no dejaron que se terminara ni que se aplicara todo el presupuesto, que nunca supimos a dónde se fue, seguramente a las arcas de los políticos de aquel entonces, remata María de la Cruz García.