• Home »
  • México »
  • INE debe investigar afiliación colectiva, desvío de recursos y uso electoral de programas sociales en campaña del PVEM en Chiapas

INE debe investigar afiliación colectiva, desvío de recursos y uso electoral de programas sociales en campaña del PVEM en Chiapas

Ciudad de México. Los diputados Miguel Alonso Raya, José Antonio León Mendívil, Lizbeth Rosas Montero, Gloria Bautista Cuevas, Amalia García Medina, Fernando Belaunzarán Méndez, Lourdes Amaya Reyes y Graciela Saldaña Fraire presentaron ante la Comisión Permanente un Punto de Acuerdo para exhortar al Instituto Nacional Electoral (INE) para que investigue el posible caso de afiliación colectiva y el uso electoral de programas sociales para favorecer la campaña electoral del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el estado de Chiapas.

También para que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anule las casillas atípicas denominadas “casillas zapato” que se registraron en Chiapas, que favorecieron la votación del PVEM.

Asimismo, que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) investigue el posible desvío de recursos públicos federales destinados a la promoción turística de ese estado y para comunicación social con fines electorales para respaldar la campaña del PVEM.

Por último, que el Consejo General del INE, con base en el marco jurídico aplicable y tomando en cuenta el conjunto de las irregularidades cometidas de manera sistemática, que constituyen  graves y reiteradas conductas violatorias a la Constitución y a la ley, le dé trámite a las solicitudes presentadas por ciudadanos y partidos para iniciar el procedimiento de cancelación del registro del PVEM.

El presente proceso electoral que completó su fase de cómputos y que comenzará la de resolución de impugnaciones ante los tribunales electorales, principalmente en materia de cómputos distritales y de circunscripción, confirmará o no la legalidad del proceso electoral y la validez del mismo.

En esta fase el TEPJF deberá resolver de manera particular todos los asuntos que tienen que ver con la legalidad o ilegalidad de las conductas cometidas por el PVEM y emitir las sanciones correspondientes, que tienen que ver con las sistemáticas violaciones al principio de equidad que cometió en innumerables ocasiones con su estrategia mediática de campaña.

Cabe recordar que tanto el INE como el propio Tribunal emitieron diversas sanciones a este instituto político, consistentes en la mayoría de los casos en multas de diferente cuantía, que en su conjunto sumaron  al menos 500 millones de pesos, que no lograron inhibir su actuar.

Por ello, el INE decidió imponer una serie de sanciones alternativas como el retiro del pautado del PVEM en los medios de comunicación por un plazo determinado, sin que tuviera tampoco el efecto deseado, dejando tal suspensión en unos cuantos días o  tan sólo en un día.

Ante esta actitud, varios actores políticos y organizaciones de la sociedad civil, han planteado que frente a este abierto desafío del PVEM, para cometer un verdadero fraude a la ley, era absurdo e ineficaz que la autoridad electoral persistiera en imponer multas como medio sancionatorio, por lo que debiera asumir una posición más enérgica conforme a lo que dicta el propio marco jurídico electoral como por ejemplo la sanción que dicta el artículo 456 fracción V de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE), que establece para los partidos una sanción clara:

En los casos de graves y reiteradas conductas violatorias de la Constitución y de esta ley, especialmente en cuanto a sus obligaciones en materia de origen y destino de sus recursos, con la cancelación de su registro como partido político.

Consideramos que esta sanción debiera aplicarse toda vez que siguen apareciendo pruebas supervenientes que vienen a confirmar la ilegalidad sistemática de las acciones cometidas por el PVEM en este proceso electoral.

En cuanto al procedimiento para la cancelación de registro del PVEM en la sesión del Consejo General del INE celebrada el miércoles 21 de mayo 2015 se aprobó por 9 votos contra dos enviar a la Secretaria Ejecutiva la petición de los partidos para retirarle el registro al PVEM, para que analice el procedimiento legal que debe seguirse ante este caso inédito, toda vez que no llegaron a un acuerdo sobre la vía jurídica para plantearlo, aunque sin que hayan fijado plazo alguno para  ello.

Ahora se puede confirmar que una parte operativa de su estrategia fue la captación de votantes por medio de la manipulación de programas sociales en el estado de Chiapas y de sus padrones de afiliados para efectuar la afiliación colectiva al PVEM en ese estado, con la complicidad del gobierno federal y del gobierno del estado, con el propósito de acarrear votantes de forma masiva, tanto que se les paso la mano registrándose en varias regiones del estado casillas zapato, es decir, casillas con votación casi en exclusiva para el PRI y el PVEM, en particular, se reconocieron  por el propio INE solo algunas en Ocosingo, Ocozocoautla, San Cristóbal y Comitán de Domínguez, pero se registraron en los hechos muchas más, que contribuyeron a inflar la votación para la coalición del PRI-PVEM.

Por ello, se debe exhortar al TEPJF para que anule estas casillas atípicas denominadas “casillas zapato” registradas en el estado de Chiapas y que inflaron con una gran cantidad de votos para el PVE México.

Otro hecho que se debe resaltar es que Chiapas fue la entidad con el mayor número de observadores electorales, en un buen número vinculados a la organización Fuerza Ciudadana Comprometida, cuyo acrónimo FCC coincide con Fernando Castellanos Cal y Mayor, dirigente estatal del PVEM ,a esta persona se le descubrió un maletín con más de un millón de pesos en el aeropuerto de Tuxtla en compañía de Arturo Escobar, a estas personas también se les vincula con Eduardo Francisco Zenteno, delegado de la SEDESOL en Chiapas.

El Grupo Parlamentario del PRD también solicitó que la ASF investigue el posible desvío de recursos públicos federales destinados a la promoción turística del estado de Chiapas con fines electorales a la campaña del PVEM, ya que existen sospechas fundadas de que se estarían triangulando recursos de este sector y de comunicación social, no para promover al estado de Chiapas sino para hacer proselitismo para este partido político.