Porfirio Díaz, primer centenario de su muerte sin homenajes en París

París. Ningún acto conmemorativo fue organizado hoy aquí por el centenario del fallecimiento en París el 2 de julio de 1915 del expresidente de México, Porfirio Díaz, que yace en una de las tumbas más visitadas del cementerio de Montparnasse.

Ni las asociaciones de mexicanos en Francia ni instancias oficiales de México o Francia convocaron a ningún evento con motivo del centenario del fallecimiento en el exilio del militar y presidente de México, quien pasó en París los últimos cuatro años de su vida.

“Ni yo siendo presidente de una asociación mexicana en París nos habíamos enterado de la fecha exacta. Le hemos hecho poco caso a este evento de la historia de México. No se ha organizado nada” confirmó el presidente de la Asociación París-México, Nicolas Jiménez.

Consideró que el hecho de que Porfirio Díaz sea un personaje “controvertido” en la historia de México podría ser el motivo por el cual ninguna de las dos grandes asociaciones de mexicanos en Francia u otras instancias hayan organizado nada este día.

“Es difícil posicionarse sobre querer o no querer a Porfirio Díaz por sus 30 años de dictadura. Tener a un personaje de la historia de México no sé si sea un orgullo pero uno se siente satisfecho de que esté en un cementerio importante como Montparnasse”, refirió.

El presidente de la Asociación París-México, que organiza cada año la fiesta del grito en la capital francesa, la más concurrida de su tipo en Europa, explicó que la mayoría de mexicanos que vienen a París van a visitar la tumba pese a lo controversial del personaje histórico.

“Yo mismo lo hice cuando llegué a París por primera vez. En general para muchos mexicanos sí tiene un significado bueno o malo pero sí tiene un significado” su panteón aquí, apuntó.

Díaz se encuentra enterrado en la Avenida del Oeste, división 15, del cementerio de Montparnasse, el segundo más grande de París, que se ubica al sur de la capital francesa, en un histórico y animado barrio, cerca del edificio más alto de París.

La tumba de Díaz, que tiene el escudo de México en la fachada del pequeño panteón en el que se encuentra, está indicada con el número 15 en el mapa del cementerio en el que figuran únicamente los sepulcros más visitados, como el de Jean-Paul Sartre.

Entre los latinoamericanos, la tumba es la más visitada junto a la del escritor argentino Julio Córtazar en el cementerio en el que también reposan Carlos Fuentes y Julio Ruelas, entre otros mexicanos ilustres.

La tumba lucía esta semana un ramillete de flores y dentro del panteón una bandera de México, una imagen de la virgen de Guadalupe así como algunos mensajes elogiosos y críticos con el personaje.

Uno de ellos es una placa fechada en 1994 de un ciudadano de San Luis Potosí en el que se lee “Don Porfirio, México le quiere, lo admira y lo respeta”. Otro, de Guanajuato, lo trata como ”defensor de la patria, héroe de mil batallas e ilustre progresista”.

También, dentro del panteón, hay monedas y boletos del metro de París, algo típico de otras tumbas del cementerio de Montparnasse.

“Yo creo que no hay que repatriarlo a México. No creo que él lo hubiera querido. Yo no estoy por el regreso. Creo que uno de sus sueños era París y está muy bien aquí”, comentó Nicolas Jiménez.

No lo piensa así el investigador mexicano afincado en Francia, Miguel Gleason, quien ha catalogado todo el patrimonio mexicano existente en Francia y en varios países más de Europa, ni tampoco un historiador mexiquense que esta semana visitó la tumba en París.

“Me parece injusto que los restos de Porfirio Díaz no puedan regresar al país. Los mexicanos solo vemos las cosas malas de la gente pero Porfirio Díaz es un héroe pese a sus errores”, declaró a esta agencia el autor del libro-catálogo “México insólito en Europa”.

En Francia, Porfirio Díaz tiene como reconocimiento una calle en el pequeña localidad de Barcelonnette, en el sureste del país, de la que emigraron centenares de franceses a México en los dos últimos siglos. (Cortesía Notimex)