• Home »
  • México »
  • Prohíben a patrones obligar a empleados a firmar documentos en blanco; es una farsa, opinan especialistas

Prohíben a patrones obligar a empleados a firmar documentos en blanco; es una farsa, opinan especialistas

Ciudad de México. La Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley Federal del Trabajo en las que prohíben que los patrones obliguen a sus empleados a firmar documentos en blanco.

Durante la discusión de la propuesta, se mencionó que esta práctica crece diariamente en perjuicio de los trabajadores para que no puedan exigir sus derechos laborales.

El dictamen, que adiciona un segundo párrafo al artículo 33 y un segundo párrafo al artículo 1006 de la Ley Federal del Trabajo establece que en caso de que el trabajador sea obligado a la firma de documentos en blanco, podrá acudir ante la Procuraduría de la Defensa del Trabajo o ante las oficinas de la inspección del trabajo local o federal a denunciar el hecho dentro de un plazo de 30 días, a partir de la fecha de contratación.

Asimismo, también se establece que las instancias federales deberán conservar en secreto dicha denuncia para el caso de que fuera necesario y aportarla como elemento probatorio.

Finalmente, cuando se compruebe que el patrón obligó al trabajador a la firma de documentos en blanco, el primero se hará acreedor a sanciones que van de seis meses a cuatro años y multa de 125 a 1900 veces el salario mínimo general vigente en el Distrito Federal.

La propuesta fue aprobada y turnada a la Cámara de Senadores para su análisis y discusión.

Sin embargo, especialistas en materia laboral opinan que esta ley “es una farsa” y será “letra muerta”, ya que los patrones son muy hábiles para que estas obligaciones se cumplan a la luz pública, pero en realidad al trabajador, quien necesita urgentemente de un ingreso, no le importa firmar cualquier documento, aun sin conocer su contenido, pese a que renuncie a derechos constitucionales.

La aprobación de la Cámara de Diputados, hace ya varios años, para legalizar la operación de las llamadas outsoursing dio pie a que esta práctica se realice, ya no impunemente, sino de manera legal.

Por lo anterior, los expertos consultados consideran que “la firma en banco la da en automático la alta tasa de desempleo en el país y los salarios más bajos a nivel internacional que aquí son los legales y reconocidos por las autoridades”.