Ordena juez restituir los derechos de López Betancourt

Share
  • Le concede la justicia federal una suspensión definitiva

 

  • La UNAM está obligada a restituirlo ipso facto como catedrático y  Presidente del Tribunal Universitario

 

El catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), doctor Raúl Eduardo López Betancourt, fue protegido por la justicia federal mediante la concesión de una suspensión definitiva.

La resolución de la justicia federal ordena la restitución inmediata y total en sus cargos universitarios y en las cátedras que impartía el académico.

En un comunicado de prensa, el profesor universitario informó que deberán ser restituidos todos sus derechos que le fueron violentados de manera ilegal y arbitraria por autoridades de la UNAM, en especial de la Facultad de Derecho.

López Betancourt informó que un Juez de Distrito competente en materia laboral, analizó su historial de trabajo, docente, profesional y su trayectoria de más de cinco décadas como catedrático en la máxima casa de estudios del país.

Derivado de ello, precisa el comunicado, ordenó a las autoridades de la Facultad de Derecho de inmediato (ayer) lo restituyeran en sus actividades académicas frente a sus alumnos.

Asimismo, ordena que sea restituido como Consejero Decano del Consejo Técnico de la Facultad de Derecho y, en consecuencia, como titular de la Presidencia del Tribunal Universitario.

El catedrático explicó que se trata de una suspensión definitiva respaldada en lo que se conoce como “la apariencia del buen derecho”.

Esto significa, aclara el catedrático, que la ilegalidad e inconstitucionalidad de los actos se pueden apreciar con la simple lectura de los documentos que se emitieron para despojarlo de sus cargos.

 

 

Además, el juez de distrito ordenó que un procedimiento administrativo-laboral que se sigue en su contra, como resultado de un constante acoso en materia de trabajo, no pudiera ser resuelto hasta en tanto se dicte sentencia en el juicio de amparo.

Por otra parte, dicho Juzgado de Distrito hizo énfasis en que a López Betancourt, sin juicio previo, sin sentencia y sin respetar el principio de presunción de inocencia, lo estaban considerando culpable de hechos que no son ciertos y aún están sometidos a investigación.

Sigue ahora, resalta el comunicado, que las autoridades de la Universidad Nacional cumplan cabalmente y de inmediato la resolución del órgano jurisdiccional federal, porque el incumplimiento esta sancionado como violación a la suspensión concedida, acorde con lo que señala la ley de amparo,

Incluso, subraya el documento, lo antes mencionado está inscrito en el texto de la propia suspensión definitiva otorgada al Decano de la Facultad de Derecho.

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: