Ozzy Osbourne cierra el Hell and Heaven 2018 en el Autódromo

Ozzy Osbourne cierra el Hell and Heaven 2018 en el Autódromo

Ciudad de Mexico. Dispuesto a complacer a su público, así fue como llegó el padrino del heavy metal, Ozzy Osbourne, al escenario del Hell and Heaven, que al cierre de su segundo día logró congregar a 80 mil amantes del metal y el rock.

La actuación del británico clausuró la edición 2018 del festival que en sus dos días logró una afluencia de 160 mil almas que pudieron disfrutar de las actuaciones de Megadeth, Scorpions, Judas Priest, Marilyn Manson, Deep Purple, entre otros.

El escenario Hell fue el que albergó al llamado Príncipe de las tinieblas en esta velada, donde por espacio de hora y media agradeció al público, al tiempo que los invitó a disfrutar del momento, lo que propició una ola de melenas al viento desenfrenadas que no cesaban.

“¡Hola! ¿Cómo están? Estamos Felices de estar aquí”, dijo el músico en esta velada, que forma parte de su gira mundial “No more tour 2”, el cual no tiene fecha de cierre y sí una larga lista de presentaciones.

Aunque también se topó con sus detractores que no estuvieron conformes con lo visto en escena, pues para muchos el británico ya perdió su esencia de aquellos tiempo cuando iniciaba su carrera con Black Sabbath, hace medio siglo.

“Crazy train”, “Dreamer”, “Hellraiser”, fueron parte del repertorio, donde el músico también recordó a otras leyendas de la música como Jonh Lennon, Janis Joplin, entre otros.

“Quiero verlos moverse “, gritaba Ozzy a su audiencia, que tras 12 horas de metal se encontraba un tanto cansados, pero gustosa de llegar a este momento y de la mano de uno de los personajes más polémicos de la música y el entretenimiento.

Aunque en la recta final el músico quedó debiéndole al público que deseaba seguir escuchándolo, pero ni los fuertes clamores lograron hacerlo regresar al escenario, donde con juegos pirotécnicos anunciaron el final.

Así llego a su fin el Hell and Heaven 2018, donde la curva 4 del Autódromo de los Hermanos Rodríguez fue la sede para que 160 mil personas que gozaron durante dos días de este género, que sigue luchando por tener su espacio y demostrar que puede tener su atmósfera familiar.

Por lo que en este marco el festival trató de que su público no solo viviera un gran concierto, sino que fuera una experiencia en todos los sentidos por lo que se complementó con exhibiciones de películas, videojuegos, exposiciones de motocicletas y hasta capilla para nupcias.

La irreverencia de Manson, presente

Antes, con su peculiar irreverencia, Marilyn Manson cautivó a sus seguidores en el Hell & Heaven 2018, pese a los problemas de audio que enfrentó.

Por espacio de 80 minutos hizo vibrar el Autódromo Hermanos Rodríguez con “The beautiful people”, “I don’t like drugs” y “Sweet Dreams”, entre otros de sus éxitos.

Sin embargo, se sentía y veía muy inquieto, y es que entre cada canción el cantautor originario de Ohio daba indicaciones tanto a sus músicos como a los ingenieros de audio, quienes intentaban resolverlo.

Cómo un gesto de agradecimiento, Manson mostraba su cariño y admiración por México y por sus fans que se encontraban reunidos, incluso tuvo tiempo de colocarse sobre su espalda la bandera de México.

A las 18:50 horas, un manta color negro cayó del escenario para dar la bienvenida a la banda estadunidense formada en 1989 y como era de esperarse Bryan Hugh brilló por su portentosa voz y vestimenta atrevida.

Valiéndose de una escenografía sencilla, compuesta por dos pistolas en gran formato, el histrión -cuyo rostro estaba pintado de manera peculiar- puso a saltar a sus fans desde su primera interpretación, pese a los evidentes problemas de audio que hubo.

Frente al escenario, hombres y mujeres se dejaron seducir por su histrionismo, sin embargo, hubo un importante descontento entre el público porque no se escuchaba.

 

Judas Priest y Brujería descargaronn temas infernales

Luego de un tiempo de ausencia de los escenarios mexicanos, la banda británica Judas Priest regresó para dejar su huella en el Hell & Heaven 2018, donde miles de amantes del metal los esperaban impetuosos y con ganas de corear sus temas.

La agrupación británica fundada en 1967 complació a su fanaticada, que no dio tregua y disfrutó al máximo de su estancia en el escenario donde por cerca de una hora hicieron un recuento por sus temas.

“Gracias por estar acá y sólo les digo que las canciones vienen directamente desde el infierno”, dijo la agrupación que fue aclamada a cada momento por su audiencia en esta velada de metal y ambiente de celebración.

Su espectacular escenario cuya pantalla de fondo proyectaba figuras de diablos y fuego hizo aún más atractiva su presentación.

Así la fiesta en el escenario Heaven seguía en esta fría noche, donde los animados seguían subiendo gracias a que la amenaza de lluvia se había disipado, permitiendo el pleno goce de los cuatro escenarios a pesar de fallas en el sonido.

Antes en el escenario Metal la banda mexico-americana Brujería también hizo lo propio con sus temas de corte social, donde hizo alusión a la relación México-Estados Unidos.

Tapados de la cara con pañuelos, la banda logró atraer las miradas gracias a sus temas como “Marijuana”, “Matando güeros”, “Seis seis seis”, “Pocho Aztlán” “La migra” y “¡Viva presidente Trump!”

Así, en la recta final del segundo de día del Hell & Heaven continuaba la fiesta en un ambiente de baile y cerveza, logrando acaparar a cerca de 80 mil asistentes que no han cesado de “metalear” en los cuatro escenarios.

La curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez continuaba brindando toda una experiencia al ser un evento multicultural con cine, videojuegos y algunas otras atracciones que cada asistente descubría al caminar de un escenario a otro.