Proponen arquitectos elevar la calidad de la obra pública

Proponen arquitectos elevar la calidad de la obra pública
  • Pedirán privilegiar en la Ley el Proyecto Ejecutivo, principio rector de la planeación urbana
  • Discutirán reformas y actualizaciones a la Ley de Obras Públicas
  • Organizan Foro Cámara de Diputados y el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, bajo el esquema Parlamento Abierto.

 

Expertos, urbanistas, académicos, investigadores, arquitectos y ciudadanos discutirán la conveniencia de reformar y actualizar la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas.

Así lo dio a conocer la presidenta del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, Arq. Susana Miranda Ruiz, quien informó que el próximo 24 de abril se llevará a cabo el Foro de Consulta sobre dicha Ley.

Explicó que se trata del primer foro, bajo el esquema de Parlamento Abierto, organizado por la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados, a cargo del legislador Ricardo Exsome Zapata Ruiz, y el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México.

Se trata de un foro muy oportuno -resaltó la especialista- ante la necesidad de discutir los retos que enfrenta la edificación de obra pública en México, porque es innegable que se requiere elevar su calidad y garantizar su beneficio social.

De la vicepresidencia de Relaciones Institucionales y Comunicación del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, el arquitecto Sury Attie Mansur adelantó que su gremio replanteará la necesidad de que toda obra cuente con un proyecto ejecutivo previo.

Es necesario aclarar lo anterior en la norma, “porque para que pueda nacer una obra de calidad, es indispensable contar primero con un Proyecto Ejecutivo que evalúe, entre otras cosas, el entorno, el alcance, el impacto urbano, identifique las necesidades que la justifican y garantice su viabilidad incluyendo su operación, aseguró el experto.

“El proyecto ejecutivo, tarea de los arquitectos, es el eje rector que sirve de guía a las ingenierías (estructurales, eléctricas y de instalaciones especiales), y solamente después de terminado puede comenzar el proceso de planeación y presupuestación de la obra pública”, resaltó el arquitecto.

“A todos nos debe quedar claro -añadió- para evitar seguir caminando en sentido contrario a la planeación urbana, que toda obra, de cualquier naturaleza, requiere de un proyecto ejecutivo para ser exitosa, funcional, duradera, económicamente viable y útil a la sociedad”.