Razón, Tesón y Corazón: “Mi propósito en rosa”

Share

Por Alejandro Ruíz Robles

 UN MUNDO DE COLORES.

Cuando somos pequeños y estamos en casa, nos enseñan a aprender y divertirnos; de tal manera que todo lo hacemos jugando y con motivaciones para hacer bien las cosas.

Ya sea con premios, salidas, convivios o meras palabras dulces, lo cierto es que quienes nos consienten nos hacen sentir que la vida es una fantasía en la que todo podemos lograr. Más que pretender soñar, la realidad la transformamos con fantasías.

Conforme vamos creciendo y tomamos sentido a lo que pasa, y nos damos cuenta del gran esfuerzo y sacrificio de nuestros padres y mayores por darnos lo mejor de sí con la encomienda de que no haya razones para que nos limitemos.

Desde luego que nos sentimos satisfechos con lo que recibimos y deseamos más; no obstante, no nos preocupa ni como se obtiene ni lo que implica. Basta ir al baño y abrir la llave para tener agua, sin que en forma alguna consideremos el trabajo que cuesta que salga de la tubería ni el costo de pagar por ello.

En ese sentido y atendiendo a la madurez que vamos alcanzando, nos percatamos que no hay sueños sin realidades y en éstas últimas, nada es gratuito y todo conlleva trabajo, sudor y compromiso.

Es cierto que de niños no tenemos mayores consignas que ser felices y desarrollarnos para ser de provecho en nuestras casas, escuelas y entornos; sin embargo … ¿a qué edad te diste cuenta de la inversión que tus padres hacen en ti?

 

ESFUERZO, SUDOR Y LÁGRIMAS.

Despertar implica tomar consciencia de que estamos vivos, levantarnos y hacer realidad todo aquello que soñamos alcanzar. Ello implica que lo que disfrutamos de pequeños sin valorar, alguien lo ha logrado por nosotros con su esmero y el espiral de la vida nos hará trabajar con amor para que alguien más lo goce.

Es curioso pero lo que se hace con convicción no hay manera de reprocharlo; el amor nos hace generar devoción por quienes nos importan y procurar su bien es nuestra mayor motivación.

En fin, conforme vamos entendiendo la vida, más deberíamos de valorar el ahínco de terceros por hacernos sentir increíbles; lamentablemente no es así, no sé si sean malos hábitos o pésimo diagnóstico de nuestra realidad, pero resulta que no valoramos como deberíamos lo que otros nos han puesto en la mesa. De tal manera que, con la facilidad que tenemos lo que ellos consideran mejor para nosotros, también desarrollamos el sentido crítico por reprocharles lo que otros tienen o que nosotros creemos merecer.

Ante esto y una apesadumbrada situación, nos percatamos que el panorama rosa que nos procuraron se los volvemos incoloro ante nuestras exigencias. Los mecenas de nuestros mejores momentos usualmente esperarán que la sensatez llegue a nuestra vida para que entendamos que dan lo mejor de sí para iluminar nuestro entorno de la manera en que su compromiso así lo permita.

¿Alguna vez has agradecido con vehemencia lo que alguien te ha dado en tu vida de corazón?

 

LA ESPIRAL DE LA VIDA.

La constante en la historia es que todo evoluciona, de tal manera que los que nacieron, morirán, los que eran pequeños crecerán y serán grandes y como los vimos ahora somos.

Es decir, que los jueces que fuimos al juzgar la vida de otros, ahora pasamos a estar bajo la lupa de otros.

Si algún día criticamos que no nos dieran un muñeco de tales o cuales características por estar a la moda y ser inalcanzable; seguramente será el tema del día para otros, por no darles un modelo actual acorde a las circunstancias.

El propósito de nuestros padres y mayores por lograr que creciéramos en un ambiente propicio se convierte en el nuestro frente a nuestros hijos y dependientes.

Pareciera una ironía, pero con ello nos damos cuenta de que la vida no nos juzga, únicamente nos pone en la situación crítica de la que tanto hablábamos.

Los sueños y las realidades de otros de las que fuimos testigos en casa, ahora nos ponen el ejemplo para desarrollar las nuestras.

No siempre sabemos lo que queremos; sin embargo, una muestra de madurez sería conocer lo que no queremos para así definir nuestros objetivos. Después de todo puede haber miles de caminos para cumplir con nuestro destino, aunque lo ideal sería ser selectivos a cada paso.

En ese sentido … ¿realmente conoces el propósito de tu vida?

 

¡QUÉ COSAS!

En la búsqueda de saber quiénes somos y a donde vamos, nos percatamos que hay miles de elementos que influyen en nuestra toma de decisiones y obviamente, se trasladan a nuestras acciones. De tal modo que muchas veces sin hacerlo a propósito, los hacemos parte de nosotros.

El resultado de la imitación es una forma de manifestarnos. Vestimos, fumamos o consumimos determinada marca o de cierta manera, no porque nos guste sino porque es lo que dicta la tendencia de la moda.

Basta que se pongan de moda los cuerpos perfectos para que estemos en el gimnasio delineando nuestros cuerpos a imagen y semejanza de quien nos llame la atención; desde luego que lo ideal fuera por salud.

Las prendas y su uso atienden a quien las vista y que tanto queramos asemejarnos a ella; de tal manera que, si la figura a seguir utiliza tal o cual pañuelo o pañoleta en su arreglo, tendremos que ponernos en su sintonía. Seremos prácticamente copias perfectas de su imagen, pero en nuestros cuerpos.

Si hay un lugar, una melodía o una formación que marquen el estilo social, seguramente será adoptada por quienes sean por ella influenciables.

Es decir, pasamos de ser personas en formación a productos publicitarios de tal o cual marca o estilo de vida y con ello, lastimosamente renunciamos a ser entes con libre albedrío para ser esclavos de las decisiones o caprichos de terceros. Todo en el entendido que esto durará hasta en tanto nosotros decidamos ser auténticos.

Hay quienes consideran que estas situaciones son excepciones y no reglas; en ese sentido, es válido tomar nota de nuestro alrededor, pero no se justifica en forma alguna, dejar de ser quien somos para ser alguien más.

¿En algún momento de tu vida has renunciado a ser tú para ser un producto de alguien? … ¿has decidido ser una “cosa”?

 

SOY MI PROPIO CONTENIDO.

De niños vivimos en un ambiente que otros nos establecieron, de adultos estamos en los que podemos … ¿vivir cómo eres ahora ha sido tu decisión?

Paso a paso, sueño a sueño, día a día, hemos formado las personas que somos en estos momentos. Buena o mala, grande o pequeña, valiosa o insignificante, es tu vida y sólo tú tendrás todos los elementos para calificarla, toda vez que las razones y emociones están en ti.

En ese sentido, si nadie puede juzgar lo que has hecho hasta ahora como tú, ¿no crees que únicamente tú debieras de escribir en las páginas de tu diario?

Todos sabemos que, salvo excepciones, nuestro proceso de gestación dura nueve meses, asumir nuestro destino más y a pesar de todo ese tiempo, darlo por terminado puede ser menos tiempo de lo que escribo o lees un simple … ¡zas!

Ante la incertidumbre del tiempo que nos resta … ¿no crees que es lindo vivir a plenitud y autenticidad cada momento que tengamos disponible? … ¿decidir por nosotros mismos el siguiente paso?

Venimos a este mundo privados de ropa y sin ideales; con el tiempo quizás no escojamos los abrigos que nos arropen, pero si la manera en que vivimos y mejor aún, el sendero que nos permita encontrar nuestro destino.

Podemos suponer que hay miles de rutas que nos lleven a nuestra meta; sin embargo, conforme asumimos quienes somos, entendemos que sólo hay un camino cuando sabemos cuál es nuestro propósito de vida.

¿Estás consciente de que eres el responsable de escribir las páginas de tu vida?

De ser así … ¡BIENVENIDAS LAS PALABRAS QUE DEN POESÍA A TUS DÍAS!

 

Facebook: @RuizRoblesCP22

Twitter: @22Publica

Linkedin: Correduría Pública 22

Posdata:      Gracias Festival Internacional de Cine y Música (FICYM) en Ecatepec de Morelos, Estado de México, México, por considerarme parte de este gran evento.

Importante:          Síguenos “EN TUS PROPIAS PALABRAS” todos los miércoles de 16 a 18 horas a través de www.wowmx.tv o www.astl.tv … ¡Te esperamos!

Comments are closed.