• Home »
  • México »
  • Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Nacional de Pediatría denuncian atrocidades del director Alejandro Serrano

Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Nacional de Pediatría denuncian atrocidades del director Alejandro Serrano

Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Nacional de Pediatría denuncian atrocidades del director Alejandro Serrano

Querida familia, amigos y compañeros: somos integrantes del Comité Ejecutivo, Comisiones Auxiliares y Consejo Consultivo del Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Nacional de Pediatría. Convocamos a su sentido de solidaridad en este momento crucial de nuestra vida laboral y sindical.

Como ustedes saben hace más de dos años fuimos arteramente despedidos de nuestro empleo por denunciar y oponernos constantemente a los actos corruptos de las administraciones del Instituto, y en particular, a la del Dr. Alejandro Serrano Sierra, actual director general.

Nunca nos perdonó que lo denunciáramos pública y legalmente por el atraco descarado que en connivencia con el Dr. Guillermo Solomon Santibáñez sufrió el patrimonio de nuestra querida institución, sobre todo en la edificación de la Unidad Pediátrica Hemato-Oncológica que debería beneficiar a cientos de niños con cáncer y que, actualmente, después de cuatro años en construcción, se encuentra detenida, obsoleta y en franco deterioro. Cómo no suceder de esa manera si el contrato de construcción fue adjudicado a una empresa cuya experiencia consistía en remodelar consultorios.

Tampoco nos perdonó que nos pusiéramos tajantemente a su reelección en la dirección general del Instituto, pero con el apoyo incondicional y con la complicidad del Pte. De la Junta de Gobierno, Dr. José Narro Robles, ex-secretario de Salud y el Dr. Guillermo Solomon Santibáñez, ex-integrante de dicha Junta de Gobierno, lo logró.

Ustedes también saben que ante la inminencia de la elección de la dirección sindical para el periodo 2016-2021 estuvo detrás de los dos grupos contendientes, corrompiendo sus voluntades y destruyendo el tejido social al interior del Instituto.

Fuimos humillados, difamados y casi secuestrados por los grupos afines a su administración. Aun así, con el voto libre, cedular y secreto de los trabajadores ganamos esas elecciones. Para entonces, el Dr. Alejandro Serrano Sierra, Dir. Gral. Del Instituto Nacional de Pediatría estaba decidido a deshacerse de nosotros. Primero se ocupó de asegurarse que nos fuera negada la Toma de Nota, luego, se aferró a reelegirse en la Dir. Gral. Por otros cinco años y corrompió a la Junta de Gobierno. Por último, con la complicidad del ex-Secretario de Salud, Dr. José Narro Robles, de la ex-Directora de Recursos Humanos de la SS y otros altos ex-directivos de la SS se confabulación para despedirnos sin ninguna conmiseración.

A pesar de todo, nunca ha podido quebrantar nuestra voluntad y nuestra confianza en la justicia. Por ello, después de un año de litigio, la justicia federal nos amparó contra la atrocidad cometida contra nosotros y el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje nos concedió la Toma de Nota que siempre nos correspondió. Esto nos permitió regresar con dignidad a las oficinas sindicales y realizar las funciones para las cuales fuimos elegidos, aunque, a diferencia de la totalidad de los trabajadores, no percibimos salario alguno y llevamos más de dos años de demanda por despido injustificado.

No está por demás, para demostrar la inmoralidad con la que dirige nuestra amada institución, al Dr. Alejandro Serrano Sierra no le importó la revictimización al joven Marco Antonio Sánchez Flores con el fin de pagar favores políticos.

Es así, que hemos decidido pronunciarnos públicamente y exigir nuestra inmediata reinstalación y nos vemos obligados a TOMAR la calle y plantearnos en la explanada del Zócalo hasta concluir en un acto de justicia. Esperamos que comprendan nuestra situación y estamos seguros que nos acompañarán a partir del 3 de enero de 2019 a las 8 de la mañana. Todos serán bienvenidos.