Un insulto, que CFE reporte ganancias millonarias y suba las tarifas

Un insulto, que CFE reporte ganancias millonarias y suba las tarifas

Ciudad de México. El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Ojeda Anguiano, consideró un insulto que mientras en junio pasado se incrementaron las tarifas eléctricas, ahora la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reporte una utilidad neta por 106 mil 846 millones de pesos al primer semestre del año.

El legislador preguntó que si se obtuvieron las ganancias antes referidas, por qué no se compensó con estos ingresos, el incremento de los precios del gas natural.

Consideró que los incrementos tanto a la energía eléctrica, como a las gasolinas seguramente tienen que ver con salvar las finanzas públicas que a estas alturas están haciendo agua, sin importar con ello arrastrar a la economía nacional hacia una inflación acelerada inminente y muy probablemente a una recesión, pues ya no podrá sostenerse ni siquiera el magro crecimiento de 2% promedio que se tenía hasta ahora.

Manifestó que de desatarse una burbuja inflacionaria, otra vez se golpeará a los trabajadores, a quienes se les sigue negando un aumento salarial, que con el incremento en los costos de producción, prácticamente se pueden olvidar de tener un mejor salario durante este año.

Comentó que lo lamentable es que según la propia empresa productiva del Estado, la mejora en los estados financieros se explica no por una mayor eficiencia, sino por la renegociación del contrato laboral del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) en mayo pasado.

Al expresar que la inflación le pegaría a la economía familiar, el legislador perredista recordó que en el mismo periodo de 2015, CFE obtuvo una pérdida neta de 35 mil 592 millones de pesos.

Mencionó que el pasado mes de julio el incremento de la tarifa eléctrica para el sector industrial fue de entre 2 y 5%; para el comercial subió de 5 a 7%, y la tarifa de uso doméstico de alto consumo tuvo un incremento de 6.8% respecto a la establecida para julio de 2015.

Expuso que de acuerdo con las propias cúpulas industriales en alza en los costos de la electricidad y los combustibles nulifica los factores que permitieron contener el incremento de precios asociadas al dólar caro.

Señaló que mientras las autoridades hacendarias tratan de restarle importancia a los incrementos de combustibles y la tarifa eléctrica, el aumento de las tarifas eléctricas en junio anula la compensación que se tenía, frente a la subida de costos de producción asociada al encarecimiento del dólar, lo que pone a la industria nacional en una situación complicada, que podría dar lugar al encarecimiento de todo.

Declaró que el sector industrial ya no tendrá margen de maniobra para contener el aumento de los costos de producción asociados a insumos como la gasolina y el gas, así como al incremento del tipo de cambio.

Sostuvo que no tardará mucho en que los altos costos de producción repercutan en los precios finales que pagará el consumidor, mismo que tendrá pocas posibilidades de enfrentar la situación debido a los bajos salarios que tiene la mayoría de los trabajadores.

Advirtió que el alza en combustibles y electricidad ponen en riesgo a la industria nacional, porque mantener los precios estables permitía la sobrevivencia de las  empresas.