• Home »
  • Ciudad »
  • Vecinos de la Agrícola Pantitlán Iztacalco realizan clausura simbólica de obra, por irregularidades

Vecinos de la Agrícola Pantitlán Iztacalco realizan clausura simbólica de obra, por irregularidades

Vecinos de la Agrícola Pantitlán Iztacalco realizan clausura simbólica de obra, por irregularidades
  • Exigen al Jefe de Gobierno se investigue a Gap Metropolitana y atender problemas de escasez de agua, inseguridad, pésima vialidad y transporte público; contaminación y tala de árboles; saturación de servicios de salud y educativos, entre otros.

 

Ciudad de México. Vecinos organizados en la Asamblea Permanente de la Colonia Agrícola Pantitlán, en Iztacalco, llevaron a cabo un cierre “simbólico” de la obra que se realiza en Calle 7, No. 250, por las constantes mentiras y abusos de la constructora Gap Metropolitana, que edifica en este terreno un conjunto habitacional de más de 600 viviendas, con muchas irregularidades.

Alrededor de las siete de la mañana “clausuraron” las entradas por Calle 7 y por la Privada de Luis Elizarrarás, por donde proyectan, en esta angosta vialidad, abrir entradas y salidas para 18 cajones de estacionamientos, para tres vehículos por cajón.

Los vecinos ya acudieron a la delegación Iztacalco, a la Seduvi, al Invea y a la ALDF, donde han manifestado las irregularidades de esta empresa transnacional, que con el beneplácito de las autoridades delegacionales y locales, no los han tomado en cuenta, haciendo caso omiso al desarrollo social, de salud y humano de los habitantes.

Construyen el complejo habitacional que ya ocasiona problemas en lo particular con afectación de sus viviendas y en su salud por el polvo y el humo de fogatas con leña que todas las tardes-noches encienden.

Y en la zona, como escasez en la distribución y acceso al agua; incremento de la inseguridad, falta de transporte y pésima vialidad; sobrecarga de energía eléctrica en domicilios; sin áreas verdes y parques recreativos; saturación en servicios de salud y educación, al ser rebasados éstos, además de atentar contra el hábitat de aves, con la advertencia de que tirarán 8 árboles que les estorban para las entradas y salidas de los vehículos de los 18 cajones que construyen en la Privada Luis Elizarrarás.

Es lamentable que las constructoras en esta zona –ante la complacencia de autoridades locales–, generen sus proyectos sujetándose a la lógica de inversión y ganancia, sin atender la configuración humana, urbana, ambiental, y pasando por encima los derechos de los vecinos que ya llevan más de 70 años viviendo en este lugar.

Ante este complicado y abusivo panorama, las Asamblea de Vecinos Unidos de la Agrícola Pantitlán, decidimos “clausurar simbólicamente” esta obra para demandar al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, atienda nuestros problemas para que se investigue, pero sin la intervención de los funcionarios mencionados.

Denunciamos que el problema que padecemos hace pensar que persisten los malos gobiernos delegacionales y de funcionarios del gabinete de Mancera, que tal parece actúan por la libre, posiblemente sin darle cuenta de los problemas que sufrimos en este lugar, donde también se supone somos gobernados por el gobierno local.

Hemos acudido a todas las instancias correspondientes, nos han recibido en Seduvi, Invea e Iztacalco, pero todos se echan la bolita; nadie se responsabiliza de los permisos o licencias de demolición y de construcción que se otorgan a empresas constructoras como lo es a Gap Metropolitana.

Por desgracia, nuestro caso no es aislado, sino que se inscribe en un problema generalizado en el que múltiples organizaciones vecinales –como la nuestra–, se enfrentan a situaciones similares y entendemos que la única manera de combatirlas es organizándonos.

Rechazamos el sacrificio de nuestro entorno digno en nombre de un proyecto ajeno y asesino, a nuestros intereses. Exigimos una solución a nuestras demandas, y hacemos responsable a Gap Metropolitana y a las autoridades delegacionales en Iztacalco, y a los titulares de Seduvi, Invea, Semovi y Sedema, de cualquier atentado físico a cualquiera de los vecinos de este lugar.