Ya puedes viajar de Satélite a Polanco en 45 minutos en bici, por la Ciclovía Metropolitana

Share

La Ciclovía Metropolitana permite a habitantes de municipios del Estado de México llegar en bici de Satélite a Polanco más rápido que en transporte público e incluso en automóvil.

Es  un proyecto que une las vialidades capitalinas y las mexiquenses. De acuerdo con la Secretaría de Movilidad de la CDMX (Semovi), cuenta con 7.5 kilómetros y tiene una inversión conjunta de 45.6 millones de pesos, de los cuales la Ciudad de México ha invertido 22.44 millones y el resto el Estado de México.

El recorrido en bicicleta va desde la ciclovía recreativa de Paseo de Jerusalén al Museo Soumaya.

Actualmente, las únicas opciones para realizar este trayecto es en automóvil y transporte público; sin embargo, el tiempo de traslado puede ser de hasta 90 minutos debido al tránsito de la zona y al congestionamiento en el Metro de la Ciudad de México, por lo que esta nueva opción permitirá a los ciudadanos reducir hasta en 50 por ciento el tiempo en llegar a sus destinos.

La Ciclovía Metropolitana se une a la recién inaugurada Ciclovía Camarones, ubicada en el Eje 3 Norte de la CDMX, por lo que el trayecto de Satélite a Polanco se puede realizar en 90 por ciento por carriles confinados a la circulación exclusiva de bicicletas.

Los ciclistas pueden iniciar el trayecto en la ciclovía recreativa de Paseo Jerusalén, que cruza gran parte de Satélite y que está a unos metros de la nueva Ciclovía Metropolitana.

 

 

Después, tendrán que tomar la Ciclovía Metropolitana, la cual comienza en Av. Gustavo Baz Prada y circular por un tramo bidireccional hasta la frontera con la Ciudad de México, en Calzada de las Armas.

Una vez sobre Calzada de las Armas, pedalear hasta Calzada San Isidro y tomar el carril confinado para ciclistas. Este carril llevará a los ciclistas hasta la estación del Metro Camarones.

En este punto, los ciclistas podrán tomar el carril exclusivo construido en la calle 16 de Septiembre, que cruza el centro de la alcaldía Azcapotzalco y que conecta con la nueva Ciclovía Camarones, la cual comenzó con un carril emergente durante la pandemia de COVID-19.

La Ciclovía Camarones termina en la zona del Casco de Santo Tomás; no obstante, los ciclistas tendrán que desviarse metros antes y tomar la Ciclovía de Plan Sexenal, un viejo carril confinado que da comienzo a la Ciclovía de Ferrocarril de Cuernavaca.

n este punto, el recorrido se convierte en un paseo, pues la Ciclovía de Ferrocarril de Cuernavaca está completamente segregada; es decir, no se convive en ningún momento con automóviles no motocicletas. Además de que es un tramo con muchos árboles, que ofrecen sombra y descanso a los pedalistas.

Esta ciclovía llega hasta Morelos, pero cruza toda la zona de Polanco, desde el Museo Soumaya hasta Periférico, en Lomas de Chapultepec.

Comments are closed.